Qué es una exodoncia, ¿por qué se debe realizar una exodoncia? ¿Cuáles serían sus contraindicaciones?

Comenzaremos este artículo por resaltar la importancia que tiene mantener nuestros dientes en boca. Siempre que se habla de una exodoncia, significa hablar que sufriremos efectos muy negativos. Bien sea en su función, como también en la parte estética.

Aunque cabe destacar, que en la actualidad encontramos diferentes soluciones a este problema con muchos efectos positivos; para el momento de reponer la perdida de alguna pieza dental natural. Esto es debido a: la colocación de implantes dentales. Este método es  una gran solución para las personas que se ven obligadas a perder cualquier pieza dentaria.

En qué momento es necesario realizar una exodoncia

Como se dijo anteriormente lo ideal es conservar nuestras piezas dentales.

Pero lamentablemente surgen dificultades  en las que es necesario realizar una exodoncia. O extracción

Este procedimiento se realiza en las siguientes etapas:

  • En el momento en el que la pieza dental se encuentra muy destruida, y no existe la posibilidad de lograr reconstruirla. Extraerla es la solución para evitar la posibilidad de sufrir de infecciones severas en las encías.
  • Otra razón no menos importante para realizar una exodoncia es: cuando el paciente manifiesta una caries sumamente avanzada donde  solo presenta restos radiculares, o cuando presenta fractura de la pieza dental.

Otra razón fundamental es cuando el paciente presenta, una grave enfermedad llamada periodontal, inflamación de la encía.

 

Cabe destacar: son muchas las razones por la que es necesario asistir al odontólogo para realizarse una extracción de alguna pieza dental. Es importante  aclarar que este procedimiento no debe ser traumático ya que es indoloro, pues el especialista usara una anestesia local,  en la zona a tratar.

En efecto, la práctica de extracción dentaria ha logrado grandes avances, a beneficio de los pacientes.

Una vez realizada la exodoncia es normal que el paciente manifiesta alguna molestia por unas horas, dicha  molestia va desapareciendo gradualmente sin mayores problemas.

En realidad la relación que existe entre el dolor y la extracción. Es el resultado de la angustia y temor que por lo general ocurre con la práctica de la odontología.

En ocasiones este temor es normal debido a algunas malas técnicas en el momento del mal empleo de la anestesia, debido al poco interés que muestre el profesional, para tener un feliz término.

Para concluir,  es importante repetir que lo más importante es lograr mantener las piezas dentales en boca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*